domingo, 30 de octubre de 2011

Mi viaje hasta Openbox [Análisis y Opinión]

Como muchos sabrán (Los que me acompañan en Twitter), hace varios meses he dejado Gnome de un lado.
Las razones concretas no se las he dado a saber aún, la verdad es que son muchas, y en resumen les puedo contar que, el que para aquel entonces era mi entorno de escritorio favorito, se empezó a convertir en una pesadilla para algunas labores cotidianas.... el performance empezó a desesperarme y algunas tareas como cambiar de usuario no trabajaban tan bien como debieran (P.Ej en una sesión diferente a la mía seguía mostrando mi escritorio); algunas aplicaciones colapsaban, etc.

Quizás eran errores en mi equipo y no de Gnome o al contrario; en todo caso, fallé en algo, y creo que en ese algo fallamos casi todos los que pertenecemos al mundo Linux; Por favor acéptenme la crítica, pero es fatal el hecho de que nos quejemos de que un Software tenga fallos y no nos tomemos el mínimo trabajo en buscar si ha sido reportado, y en caso de que no, reportarlo. No se nos olvide que es esa una de nuestras responsabilidades, no solo quejarnos. Los desarrolladores de Gnome (O cualquier Software Libre) es lo mínimo que esperan de nosotros... además de las donaciones ;). Hablaré sobre este tema en otro artículo :).

El caso es que me harté de los errores y NO LOS REPORTÉ.
En aquel entonces estaba con Fedora 15, lo que hice fué instalar KDE y borrar Gnome.
Me uní a la "onda KDE", personalicé mi escritorio y hermoso quedó; la verdad el escritorio se estaba comportando muy decente, pero no nos digamos mentiras, por más optimización de recursos que hagamos, el entorno no es 100% fluido. Ya no me consumía toda la CPU, mi ventilador no estaba a mil... pero aún así, sentía las aplicaciones un poco tardías en cargar, o cuando hacía Click en algún ítem de la barra de tareas este tardaba como medio segundo en activarse; no es algo que algunos perciban  pero a mí me molestaron mucho.

KDE es un gran entorno de escritorio, pero definitivamente, y ya lo tengo super comprobado, no es para mí. Le he dado miles de oportunidades, y no termina de convencerme, definitivamente mi estilo es otro.

Luego de leer mucho, tomé de la decisión de darle una sincera oportunidad de
XFCE (Ya le había dado una oportunidad breve días anteriores).
Bueno, mi opinión es que XFCE es un entorno de escritorio fantástico. Es el entorno perfecto para los que hemos extrañado la fluidez que siempre caracterizó Gnome 2.
Sólo comento algo, pasarse a XFCE requiere un "cambio de chip", pues estás acostumbrado a un entorno de escritorio visualmente impactante (Gnome 3 - KDE) y que tiene "de todo" para todas tus gestiones a otro considerado como feo (Aunque realmente no lo es). XFCE es muy agradable visualmente.... vale, al inicio no, pero con unos cuantos toquecitos de configuración queda perfecto.
Thunar, el administrador de archivos de XFCE es extremadamente rápido, y muy completo. Le extraño el hecho de que no tenga navegación por pestañas, característica que exploto mucho en Nautilus.
XFWM (Gestor de ventana de XFCE) soporta múltiples configuraciones, transparencias...
XFCE Panel soporta muchos Applets y a no ser porque la dependencia de paquetes no se puede resolver (al menos en ArchLinux), podría soportar los Applets de Gnome 2, que no son pocos.
XFCE se acerca al sueño de muchos... en mi caso presentó problemas en un par de cosas (o quizás más :)):
El applet de sonido se cerraba en ocasiones mientras subía / bajaba el volumen con las teclas FN del portátil. El Applet Keyboard Layout Switcher no soportaba cuando cambiaba entre LATAM - US, siempre se cerraba. Otra cosa es que no me almacenaba algunas configuraciones, y en el próximo reinicio tenía ciertas partes como "de fábrica", P.Ej, me borraba las distribuciones de teclado y dejaba solo US.

Esos problemas se presentaron en mi equipo con XFCE + ArchLinux en casa, en el trabajo con Xubuntu no sufría de nada, allá tenía un XFCE limpio, bello, fluído y estable. Quizás investigando un poco más daría con los problemas y sus soluciones.

LXDE, el que nunca estuvo entre mis opciones, se convirtió en una... veamos qué tal :).
Pues, bueno, comentar que este entorno es mucho más "manual" que XFCE. Por ejemplo para tener dos panels, hay que echar mano de unos cuantos scripts.
LXDE usa Openbox como gestor de ventanas, de lejos el mejor que he conocido. LXPanel me gusta mucho, es un panel muy configurable, y soporta los applets mínimamente necesarios, además de algunos otros.
El gestor de archivos de LXDE es PCManFM... uff!! sin palabras... es tan rápido como lo soñarías y soporta navegación por pestañas. Por defecto no soporta Papelera, pero se puede solucionar. El lanzador que se abre con ALT + F2 es mejor que el de XFCE (Incluso me gusta más que el mismísimo KRunner :D), es predictivo y hace muy bien lo que tiene que hacer. No se demora 2 segundos en cargar (Como el susodicho de KDE).
Me encanta LXDE, no tengo palabras para expresar lo tan buen entorno que es... tiene de todo!

La curiosidad me llevó a probar Openbox limpio, y la experiencia fué muy grata. Openbox es tan configurable como jamás te lo imaginarás... es hermoso (Bueno, de entrada no lo es tanto :P), rápido... de todo!
Con Openbox debes seleccionar uno a uno todos los paquetes que quieren que acompañen el gestor de ventanas: Panel, Gestor de Archivos, Lanzador de Apliaciones, Tray... etc! Entre mis elecciones, me quedé mayoritariamente con elementos que componen LXDE; por lo tanto, no tenía sentido quedarme sólo con Openbox si mi panel elegido era LXPanel, mi gestor de archivos era PCManFM... etc. Además, me da la sensación de que LXDE le da un super complemento a Openbox, me gusta mucho el "equipo" que hacen.

Por lo último, tras pasar por Openbox, me quedo con LXDE, que obviamente significa no dejar Openbox a un lado... Perfecto Escritorio + Perfecto Gestor de Ventanas.

Seguiré igualmente "jugando" con Openbox solo, no vaya a ser que me enamore de otras herramientas y deje las "LX" de lado :D. Si ésto pasa, no tendré otro remedio que instalar Archbang para tener una instalación limpia del grandioso... Openbox.
Publicar un comentario